Zoom ha experimentado en los últimos meses un crecimiento exponencial al tiempo que se veía amenazado por un importante número de vulnerabilidades.

Haber crecido tan rápidamente puede ser muy bueno para la valoración de mercado de esta compañía, hasta ahora poco masificada, pero también genera enormes problemas.

No solo debe atender temas de infraestructura para mejorar su servicio en situaciones de alta concurrencia. También debe mejorar su seguridad, para proteger los datos e informaciones divulgadas entre las personas que la utilizan.

Ante esta situación y para solventar los problemas en seguridad, la empresa de software de videollamadas y reuniones virtuales compró la compañía Keybase, especializada en servicios seguros de mensajería y archivos compartidos

“Estamos orgullosos de anunciar la adquisición de Keybase, otro hito en el plan de 90 días para reforzar la seguridad de nuestra plataforma de comunicaciones en vídeo” explicó el consejero delegado de Zoom, Eric S. Yuan

Esta adquisición es “un paso importante” en el intento de la firma de crear “una plataforma de videollamadas realmente segura con la posibilidad de escalar para albergar a millones de usuarios”, agregó Yuan

De momento Zoom, no ha dado cuenta de los términos de la transacción pero sí explicó a través de un comunicado, que el equipo de Keybase proporcionará “importantes contribuciones al plan de Zoom para identificar, abordar y mejorar de manera proactiva las capacidades de seguridad y privacidad de su plataforma”