El Banco Popular de China (BPC) anunció este jueves que su moneda digital coexistirá con las plataformas tecnológicas Alipay y WeChat Pay, que dominan actualmente el mercado de pagos en línea en el gigante asiático.

La autoridad monetaria china ha estado probando su yuan digital en algunas zonas del país y podría convertirse en el primer banco central importante en lanzar una moneda virtual.

Las razones por la que el BPC desarrollará su propia criptomoneda es para proteger la soberanía monetaria de China, mejorar la eficiencia del sistema de pagos y estimular la inclusión financiera.

Con respecto a la seguridad del yuan electrónico, un tema que ha preocupado a muchos, un representante del banco central chino disipó las inquietudes e indicó que “tiene el nivel más alto de protección de la privacidad” en comparación a otras formas de pago.

Asimismo, los datos personales de los usuarios no estarán a la vista de los proveedores a diferencia de otros sistemas de pago electrónico, explicó Mu Changchun, director del instituto de investigación de moneda digital del Banco Popular de China.