YouTube está trabajando en la modificación de las pautas actuales sobre lenguaje inapropiado y contenido para adultos, con el fin de «abordar las preocupaciones» de los creadores de contenido, que han sufrido desmonetizaciones de vídeos antiguos por los nuevos criterios.

La compañía implantó en noviembre de 2022 unas pautas para reducir los insultos y las palabras malsonantes en los vídeos, así como, disminuir las imágenes violentas y los actos nocivos y peligrosos, incluso si se trata de escenas de videojuegos, tal y como desarrolla YouTube en su página de ayuda.

De esta forma, los vídeos que incluyen este tipo de contenido en el título, la imagen de miniatura o en los primeros siete segundos del vídeo son desmonetizados. También ocurre si es un acto reiterado a lo largo del vídeo. Es decir, dejan de mostrar publicidad y, en consecuencia, de generar ingresos para el creador de contenido.

Estas nuevas pautas también están afectando a los vídeos que se compartieron en YouTube de forma previa a la integración de las medidas. Es decir, los vídeos antiguos se están desmonetizando por contenido que, cuando el vídeo se publicó, sí estaba permitido.

Frente a esta situación, los creadores de contenido han manifestado sus quejas contra la plataforma pidiendo soluciones. En este sentido, el portavoz de YouTube, Michael Aciman, señaló que en las últimas semanas han estado escuchando los comentarios de los creadores sobre la actualización, según declaraciones hechas a TechCrunch y recogidas por Europa Press.

Por ello, Aciman subrayó que «esa retroalimentación es importante» y, en base a los comentarios, anunció que YouTube está trabajando para «hacer algunos ajustes a esa política y abordar sus preocupaciones». «Haremos un seguimiento en breve con nuestra comunidad de creadores tan pronto como tengamos más para compartir», sentenció.

Fuente: Portaltic