En una nueva experiencia, ahora es posible que dentro de la Realidad Aumentada (AR, por sus siglas en inglés) se degusten nuevos sabores. Como si se tratara de una escena de ciencia ficción, la compañía neozelandesa y líder mundial en miel de Mānuka, Comvita, ha logrado combinar la tecnología con el sentido del gusto.

La tecnología sigue experimentando nuevas maneras de acoplar la vida real con la virtualidad. Hasta ahora los visores de AR se enfocaban en ver y escuchar elementos de ficción, pero, ahora están expandiendo las posibilidades con el sentido del gusto.

Durante la Expo 2020 en Dubái, Comvita, presentó su espectáculo de AR, en donde transporta al usuario a un oscuro bosque encantado, perdido en medio del mundo para probar miel. El proyecto promete “establecer un nuevo estándar de comercialización y educación de alimentos para el consumidor”.

Dicha experiencia juega con los sentidos de la vista y oído, para luego usarlos como soporte para que el usuario identifique y comprenda la complejidad de los sabores de la miel Mānuka de Nueva Zelanda, la cual es líder mundial en la rama.

Cabe destacar que este tipo de miel es pura del bosque nativo, es reconocida a nivel mundial por sus beneficios para la salud y orígenes sustentables.

Entretanto, la magia que combina la tecnología con los sentidos, inicia cuando cada usuario se sienta frente a una bandeja con dos muestras de miel, una cuchara de degustación y un vaso de agua con gas para limpiar el paladar.

Cada participante, usa un visor HoloLens 2 para la experiencia de AR. Cuando todos están listos se apagan las luces e inicia la presentación. Lo primero que ven es una colmena de tamaño real que cuelga de un árbol punga nativo de Nueva Zelanda que aparece de entre la oscuridad.

Luego de ello, aparece un apicultor virtual en 3D y los guía a través de un entorno primitivo, idéntico al lugar donde se recolecta la miel. “Un enjambre de abejas zumba por la habitación en busca de arbustos autóctonos de Mānuka con diminutas y delicadas flores rosas y blancas llenas de néctar”.

Una vez que los usuarios están adentrados al entorno del bosque virtual, inicia la degustación. Según Microsoft, los acentos del perfil de cada miel “flotan” entre todos los invitados, para ayudarles a identificar los sabores, entre los que está el albaricoque, caramelo, malvavisco, etc.

Los creadores de la experiencia, agregaron un rastro de destellos en el aire, que aparece cada que la cuchara de degustación se sumerge en un tarro de miel, como si se tratara de una varita mágica. El espectáculo fue hecho entre Comvita HoloLens fue organizado por la agencia de diseño de Nueva Zelanda, Blur the Lines.

La fundadora y directora creativa, Danielle Barclay, señaló que se creó “una experiencia emocional” que se conecta con la mente y las papilas gustativas de los participantes.

Previamente, entre Comvita y Blur the Lines, construyeron un centro de degustación de miel multisensorial, llamado “Wellness Lab”, en la ciudad de Auckland, Nueva Zelanda.

“Ese espacio fue diseñado para emular la pureza del producto: todas las texturas blancas para permitir que la miel brille, con un techo acústico ondulado. Tuvimos que incorporar tres proyectores, parlantes de sonido envolvente, calentadores radiantes, rociadores, aire acondicionado e iluminación”, dijo Barclay.

Fuente: Infobae