Sabíamos que Google se quería aventurar en el área del streaming y ese momento ha llegado, ya llegó “Stadia” el nuevo servicio de streaming para videojuegos que es compatible con cualquier dispositivo y que lo puedes usar mientras tengas internet.

Este servicio está basado en un modelo de suscripción al que se accede a través de la computadora, el teléfono o el dispositivo de reproducción multimedia Chromecast de la compañía, y da acceso al usuario a una gran cantidad de videojuegos sin necesidad de poseerlos, ya sea física o virtualmente.

Stadia fue anunciado durante la Conferencia de Desarrolladores de Videojuegos (GDC, en sus siglas en inglés), donde el CEO de Google, Sundar Pichai aseguró que los juegos tienen un papel importante en el desarrollo de la tecnología.

Asimismo, explicó que este servicio soportarça una calidad de hasta 4K y alcanzará una potencia de 10,7 teraflops.

Pichai, agregó además que estaría disponible este año y que reuniría a toda la comunidad de videojuegos: personas que les encanta jugar, aquellas que aman seguir los juegos en directo y a aquellos que quieren desarrollarlos.

Inicialmente comenzó sus pruebas en octubre de 2018, bajo el nombre de Project Stream, de la mano de Ubisoft y la franquicia Assassin’s Creed.

En la prueba de Project Stream, esta plataforma soportaba retransmisiones de 1080 píxeles y 60 fotogramas por segundos (fps), con sonido estéreo. Para su lanzamiento, la calidad se incrementará hasta los 4K a 60fps, HR y sonido envolvente. Y en un futuro, soportará 8K a 120fps.

Otra ventaja de este servicio es que trae su propio control, el Stadia Controller, un mando pensado para su propia plataforma, con botones particulares, para activar el Asistente o para hacer retransmisiones, y que se conecta al centro de datos de Google, no al dispositivo.

Stadia Controller
Stadia ControllerGOOGLE

 

La plataforma estará disponible este año, y aunque la compañía no ha compartido la fecha de lanzamiento, ha adelantado que primero llegará a Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Europa.