La tecnología no para de sorprender al mundo, y en esta oportunidad se enfoca en la batería; es el caso de la marca china Xiaomi que patentó un móvil que integra un panel solar en la parte trasera.

La patente, descubierta por el equipo del portal LetsGoDigital, fue presentada en julio de 2018 ante la World Intelectual Property Office. El celular inteligente cuenta con una célula fotovoltaica en la mayor parte de la superficie posterior que es capaz de captar la radiación solar.

Este panel permitiría al móvil producir su propia energía para cargar la batería interna. Pese a que el proceso aprovecharía la radiación de la luz solar, no sería necesario dejar el dispositivo a pleno sol porque el resultado no sería positivo.

Según muestran las imágenes, la célula fotovoltaica sería bastante delgada, lo ideal para no añadir altura adicional en la parte posterior del móvil. Entre las observaciones resalta que el panel será ligeramente curvado para adaptarse a la forma del resto del equipo, reseña El Tiempo.

El boceto revela también que el dispositivo no incorporaría “notch”. Aunque no deja claro en qué parte estará situada la cámara frontal, medios especializados señalan que la compañía asíatica podría estar optando por una tecnología de cámara en pantalla.

Mientras tanto en la parte posterior, el celular incluye un módulo de doble cámara con los sensores ubicados verticalmente y con un flash LED entre ambos sensores. Además se pudo notar que no hay sensor de huellas digitales en el panel posterior, lo que concluiría que el módulo del sensor estaría la pantalla.