Xiaomi lanzó en China su primer televisor con tecnología OLED que permite una resolución 4K y una tasa de refresco de 120 Hz.

El televisor incluye un procesador de cuatro núcleos, una memoria RAM de 3GB y un almacenamiento interno de 32GB.
Tiene una barra de sonido con nueve altavoces y una potencia de 65W, además de ser compatible con formatos Dolby.