La administración Trump agregó a Xiaomi a la lista militar de EE. UU., por considerar que el tercer fabricante de smartphones más grande del mundo es propiedad del ejército chino.

Los inversores estadounidenses no podrán comprar acciones de Xiaomi, ni tampoco valores relacionados con la compañía, y además deben vender todas las acciones relacionadas con Xiaomi antes del 11 de noviembre de 2021.

La primera reacción se generó con el  índice de referencia de la Bolsa de Hong Kong, el Hang Seng, que cerró hoy con una subida del 0,27 % a pesar de desplome de Xiaomi que cayó un 10,26% en su valor accionario