Microsoft está dando a los desarrolladores de videojuegos de Xbox Series S más control sobre la memoria en la consola, lo que podría significar dos cosas: que la empresa está pensando en crear una Series S mejorada o que los diferentes usuarios del actual dispositivo disfrutarán de un rendimiento mayor en el futuro.

Como informa el sitio web de The Verge, la compañía de Redmond lanzó un nuevo kit de desarrollo de software de Xbox, que libera más memoria para que los desarrolladores accedan a los juegos de Xbox Series S y aumenta el rendimiento en ciertos títulos.

El equipo de Game Dev de Microsoft compartió un video en su canal de YouTube para explicar las actualizaciones: Cientos de megabytes adicionales de memoria ahora están disponibles para los desarrolladores de Xbox Series S”.

“Esto brinda a los desarrolladores más control sobre la memoria, lo que puede mejorar el rendimiento de los gráficos en condiciones de memoria limitada”, añadieron.

 

Las limitaciones de la Xbox Series S

La Xbox Series S es la mejor opción en el mercado de las consolas en relación calidad-precio. Por 299 dólares en promedio, un valor que puede variar en diferentes países, el equipo puede correr juegos en 1440p y hasta 120 fps, pero muchos videojuegos solo alcanzan los 1080p y las velocidades de cuadro más altas del hermano mayor, la Series X.

La Xbox Series X, más grande y potente de Microsoft, viene con mucha más potencia de GPU, pero también tiene 16 GB de RAM, mientras que la Xbox Series S más pequeña solo tiene 10 GB. Los desarrolladores tienen que trabajar con alrededor de 8 GB de memoria en la Serie S, ya que el sistema reserva alrededor de 2 GB para tareas del propio software.

Microsoft también “resolvió un problema en el que las direcciones virtuales gráficas se asignaban considerablemente más lentamente que las direcciones virtuales no gráficas”, lo que significa que los videojuegos de Xbox ahora pueden aprovechar mejor otras mejoras de memoria recientes.

 

Fuente: FayerWayer