El fabricante tecnológico Apple está estudiando la posibilidad de trasladar el ensamblaje final de algunos productos fuera de China “ya que las tensiones comerciales hacen que la compañía considere la posibilidad de diversificar su cadena de suministro”, informó este jueves el diario The Wall Street Journal.

La compañía con sede en California no ha tomado ninguna decisión sobre el traslado de la producción fuera de China, que aún podría demorar meses en implementarse una vez que se haya iniciado, según el WSJ. Pero la empresa ha solicitado a los proveedores que averigüen la posibilidad de cambiar el ensamblaje final de algunos dispositivos a lugares como el sudeste asiático, informó el medio estadounidense.

A principios de este mes, Foxconn, el principal proveedor de Apple para iPhones y iPads en China, le dijo a Bloomberg que tiene la capacidad de construir suficientes iPhones fuera del país para satisfacer la demanda.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, incrementó las tarifas en un 25% sobre los $ 200 mil millones en productos chinos en mayo y advirtió que podría aplicar lo mismo en otros $ 300 mil millones.

La carga financiera podría obligar a Apple a hacer que sus nuevos iPhones sean aún más caros si no puede encontrar una alternativa a la producción en el gigante asiático, ya que los consumidores ya están menos dispuestos a pagar por las nuevas actualizaciones.