Amazon estudia abrir docenas de tiendas de comestibles en Estados Unidos para expandirse en el negocio de alimentos, informó el viernes el Wall Street Journal, citando a fuentes familiarizadas con el asunto.

La compañía también está explorando una estrategia de adquisición para fortalecer su nueva marca de supermercado mediante la compra de cadenas regionales de comestibles, que cuentan con al menos una docena de tiendas en operación, de acuerdo al informe.

Amazon, que compró la exclusiva cadena Whole Foods por $ 13.7 mil millones en 2017, ahora está en conversaciones para inaugurar tiendas de abarrotes en centros comerciales en San Francisco, Seattle, Chicago, Washington, DC y Filadelfia, según el informe el rotativo estadounidense.

El gigante del comercio electrónico pretende abrir su primera tienda en Los Ángeles a finales de año, y ya ha firmado contratos para al menos otras dos tiendas de comestibles con aperturas programadas para principios del próximo año, informó el WSJ.

Las nuevas tiendas de Amazon no pretenden competir directamente con Whole Foods y ofrecerían una variedad de productos en comparación con la cadena más exclusiva, señala el informe.