Un grupo de investigadores de la Universidad de California en Santa Barbara (Estados Unidos), dirigido por Yasamin Mostofi, ha desarrollado una tecnología que utiliza los pequeños gestos naturales de las personas, como ajustar su posición, cruzar las piernas, mirar el móvil, estirarse o rascarse, entre otros, para captar a través del móvil la cantidad de personas que se encuentren sentadas en un espacio.

Según explican los investigadores en su página web, los pequeños movimientos de los gestos puede ser suficiente para realizar estimaciones fiables sobre el número de personas sentadas presentes en un espacio.

El sistema emplea 2 dispositivos receptores de WiFi para medir la potencia o la magnitud de la señal WiFi. Está basado en las matemáticas, a través del uso de un modelo matemático que relaciona la cantidad total de gestos con el número de personas, de una forma similar a como funciona la teoría de gestión de colas. El porcentaje de precisión es del 96,3%