Próximamente las fotos que se envíen por conversaciones de WhatsApp se autodestruirán apenas el receptor salga del chat de donde recibió la mismas, a través de una nueva función que el servicio de mensajería instantánea está desarrollando.

El objetivo de WhatsApp es ofrecer a sus usuarios herramientas que le permitan disfrutar de un servicio de mensajeria cada vez menos vulnerable a extorsión o acoso.

La función, que por el momento se prueba en versiones futuras de la ‘app’ de WhatsApp para Android y iOS, presenta un funcionamiento similar al de los mensajes directos de Instagram Direct.

La opción de autodestrucción puede seleccionarse en el proceso de enviar una imagen mediante un icono situado en la parte inferior izquierda. Al pulsarlo, avisa al usuario de que “este archivo desaparecerá” cuando abandone el chat.