Las plataformas Facebook y WhatsApp, ambas propiedad de Mark Zuckerberg, anunciaron que pausaron temporalmente el proceso de las solicitudes de Hong Kong de información sobre sus usuarios.

 

Una medida que nace con la intención, según sostienen ambas compañías, de defender la libertad de expresión de los ciudadanos del territorio asiático; especialmente después de la entrada en vigor la semana pasada de la ley de Seguridad Nacional.