Walmart e Instacart anunciaron una sociedad que les permitirá competir en el negocio de las entregas rápidas de comestibles, hasta ahora dominadas por Amazon y Whole Foods.

La asociación se encuentra en fase de prueba en cuatro tiendas Walmart de California y Oklahoma. Gracias al acuerdo, los usuarios podrán recibir en la puerta de sus casas comestibles y otros insumos en plazos inferiores a una hora.