El criptoprestamista en bancarrota Voyager Digital informó que una propuesta conjunta reciente de FTX y Alameda Ventures era una «oferta baja disfrazada de rescate de un caballero blanco» y alegó que el plan interrumpiría su proceso de quiebra.

Según el plan de rescate parcial anunciado el viernes, la firma de criptocomercio Alameda compraría todos los activos digitales y los préstamos de activos digitales de Voyager, excepto los préstamos al fondo de cobertura de criptomonedas en bancarrota Three Arrows Capital.

Los clientes de Voyager podrían recibir algunos de esos fondos si eligen abrir una cuenta con el exchange de criptomonedas FTX. Dichos clientes podrían retirar el saldo de efectivo de inmediato o usarlo para realizar compras en la plataforma de FTX.

Voyager, en una presentación judicial fechada el 24 de julio, aseguró que la propuesta estaba «diseñada para generar publicidad para sí misma en lugar de valor para los clientes de Voyager».

«Presentamos lo que creemos que es una propuesta generosa: no cobramos tarifas por esto, solo permitimos que los clientes recuperen sus activos restantes de inmediato», indicó Sam Bankman-Fried, fundador de FTX y Alameda, en un comunicado enviado por correo electrónico.

«Parece que los consultores de Voyager están tratando de detener el proceso, aumentando sus tarifas», agregó Bankman-Fried. Voyager no respondió a una solicitud de comentarios adicionales.

La compañía se declaró en bancarrota del Capítulo 11 a principios de este mes. En junio había firmado un acuerdo con Alameda para una línea de crédito revolvente.

Fuente: Reuters