El Grupo Volkswagen, Mobileye y Champion Motors de Intel anunciaron este lunes sus planes para desplegar el primer servicio de taxis autónomos en Israel para 2019.

El fabricante alemán proporcionará los coches eléctricos, aportará su conocimiento profundo, competencia en el diseño y despliegue de servicios de movilidad centrados en el usuario. Mientras tanto, Mobileye se encargará de la tecnología de conducción automática y Champions Motors se hará cargo de las operaciones de administración, dijo el gigante del chip en un comunicado.

El desarrollo comenzará a principios de 2019 y se desarrollará en fases que alcanzarán su comercialización total en 2022.

La propuesta de estas tres empresas fue aprobada por el Gobierno israelí quien brindará apoyo legal y regulatorio y compartirá la infraestructura requerida y los datos de tráfico, así como también brindar acceso a la infraestructura según sea necesario.

“Nuestro servicio apunta a adaptarse de manera inteligente y dinámica a las necesidades de movilidad urbana del siglo XXI, atendiendo a las demandas de movilidad dentro de la ciudad y minimizando los costos directos/indirectos para la sociedad: contaminación del aire/ruido, congestión y seguridad”, dijo Amnon Shashua, CEO de Mobileye CEO y vice presidente senior de Intel.