El fabricante de autos alemán Volkswagen aseguró cumplir las nuevas y “estrictas” reglas de China sobre protección de datos.

Con la llegada de estas normas empresas locales como Didi y Tencent han sido acusadas y sancionadas de violar las leyes en el gigante asiático.

Los fabricantes de automóviles temen ser reprimidos por China por la valiosa información que almacenan los autos eléctricos y autónomos que van desde destinos populares y rutas.

Los vehículos de Tesla han sido prohibidos en complejos militares de China por seguridad, ya que sus cámaras integradas podrían recopilar datos confidenciales.

Volkswagen está “observando de cerca” las nuevas regulaciones y ajustará su estructura organizativa para asegurarse de que “cumple totalmente” con las regulaciones, “que son bastante estrictas”, señaló el CEO de la compañía en China, Stephan Wollenstein.