Representantes de Volkswagen dijeron este  jueves que cerraron una planta que opera conjuntamente con el Grupo FAW en la ciudad de Tianjin, así como una fábrica de componentes ¿La razón? los recientes brotes de Covid-19.

Esta semana, ambas plantas realizaron pruebas de coronavirus dos veces para todos los empleados y están esperando los resultados. 

Según lo expresaron los directivos de la compañía esperan reanudar la producción muy pronto y recuperarse y  aseguraron que la principal prioridad sigue siendo la salud y el bienestar de sus empleados. 

Con Reuters