Recientemente nos hemos enterado de la existencia de  Void Balaur, un nuevo grupo de phishing, autodenominado Rockethack  que ha llevado a cabo ataques sofisticados que ya han afectado a 3.500 personas y empresas en todo el mundo y que se llevan a cabo por encargo.

 Void Balaur, llamado así por una criatura legendaria con varias cabezas del folclore de Europa del Este, es una banda de cibermercenarios que permanece en la sombra y que perpetra un abanico amplio de delitos cibernéticos. 

Entre las acciones del grupo se encuentran irrumpir en cuentas de correo electrónico y de redes sociales a cambio de dinero y vender datos personales muy sensibles, como registros telefónicos de torres de telefonía móvil, de vuelos de pasajeros, datos bancarios, detalles de pasaportes y otros datos personales.

 

Con Portaltic