La compañía de inversión en infraestructura de Nueva Zelanda, Infratil Ltd, dijo el lunes que Vodafone New Zealand vendería sus activos de torres móviles pasivas por 1.700 millones de dólares neozelandeses (USD 1.050 millones) a fondos administrados por dos firmas de inversión globales.

La venta sigue a una serie de desinversiones por parte de las empresas de telecomunicaciones a medida que recortan la deuda y se centran en sus activos móviles activos. La semana pasada, Spark New Zealand anunció la venta de una participación del 70% en su negocio de torres por 900 millones de dólares neozelandeses.

Vodafone NZ, de la que Infratil posee alrededor del 49,95%, venderá 1.484 torres móviles a fondos gestionados por InfraRed Capital Partners con sede en Londres y Northleaf Capital Partners con sede en Toronto.

Cada uno de los compradores tendrá el 40% de la nueva entidad de torres, TowerCo, mientras que Infratil reinvertirá las ganancias de la venta para adquirir una participación del 20%.

TowerCo firmará un acuerdo de 20 años con Vodafone NZ para acceder a torres nuevas y existentes. TowerCo construirá al menos 390 sitios adicionales durante la próxima década, dijo Infratil en un comunicado. 

Se espera que la venta se cierre en el cuarto trimestre, sujeto a la aprobación de la Oficina de Inversiones Extranjeras de Canadá.

La canadiense Brookfield Asset Management tiene una participación del 49,95% en Vodafone NZ.

 

Fuente: Reuters