La marca china de teléfonos inteligentes Vivo, trabaja en el desarrollo de un celular fabricado con un cristal electrocrómico que le permite cambiar la combinación de colores en la parte trasera del dispositivo al pulsar un botón.

La tecnología está diseñada para un consumo de energía reducido, por lo que se espera que la duración de la batería del teléfono no se vea afectada por la nueva función.