La startup vietnamita de vehículos eléctricos Vinfast podría eventualmente ingresar al mercado de camionetas eléctricas, dijo el jueves un alto ejecutivo de EE. UU.

Vinfast, una unidad del conglomerado Vingroup de Vietnam, se enfoca en lanzar las ventas de sus SUV eléctricos en el mercado estadounidense a finales de este año, pero su plataforma de vehículos permite la expansión a otros tipos de vehículos, dijo Craig Westbrook, director de servicio de Vinfast US en un evento de la Asociación de Prensa Automotriz en Detroit.

«Queremos atender las necesidades del mercado», dijo en respuesta a si Vinfast alguna vez buscaría vender una camioneta eléctrica. «Si decidimos que eso es lo que necesita el mercado y que se ajusta especialmente a nuestra marca, y creo que podría hacerlo, sí. Es algo que deberíamos considerar».

Ford Motor Co, Rivian y General Motors Co actualmente venden camionetas eléctricas, y Tesla planea comenzar la producción de su camioneta Cybertruck a mediados de 2023.

Vinfast comenzó a construir vehículos eléctricos en Vietnam a fines del año pasado y apunta a un cambio a la producción totalmente eléctrica para 2023.

Los planes de la compañía para comenzar la producción de vehículos en una planta en Carolina del Norte siguen en marcha para julio de 2024, dijo Westbrook. Vinfast planea abrir la planta de EE. UU. con una capacidad anual de 150,000 vehículos, construyendo los SUV VF8 y VF9.

Vinfast tiene casi 8.000 reservas para sus SUV en Estados Unidos y entre 40.000 y 50.000 en todo el mundo, incluidos Vietnam, Europa y Canadá, dijo.

Los vehículos VF8 y VF9 tendrán precios iniciales de $40,700 y $55,500, respectivamente, pero eso excluye el costo de arrendamiento de la batería eléctrica, dijo Westbrook. No se ha establecido un precio final para el arrendamiento de la batería, pero comenzará «en los bajos $ 100» por mes, dijo.

A partir de 2024, Vinfast también ofrecerá la opción de comprar la batería con el vehículo, dijo Westbrook. La compañía espera que los consumidores se dividan en partes iguales entre el arrendamiento y la compra.

Fuente: Reuters