Mientras los programas espaciales de EEUU y China miran hacia la Luna o a Marte, Europa busca ser pionera en la limpieza de la chatarra espacial de alrededor de la Tierra, cuya creciente cantidad empieza a preocupar

 

Un estudio de la Academia de Ciencias de Austria ha permitido desarrollar un láser para vigilar este tipo de desechos a plena luz del día y evitar impactos con naves y satélites