El gobierno de Vietnam ordenó a las empresas de tecnología que almacenen localmente los datos de sus usuarios y establezcan oficinas locales, su última medida para endurecer las normas de ciberseguridad.

Las nuevas reglas, emitidas en un decreto el miércoles, se aplicarán a empresas de redes sociales como Google y Facebook, y operadores de telecomunicaciones, y entrarán en vigencia el 1 de octubre.

«Los datos de todos los usuarios de Internet, desde registros financieros y datos biométricos hasta información sobre el origen étnico y las opiniones políticas de las personas, o cualquier dato creado por los usuarios mientras navegan por Internet, deben almacenarse en el país», establece el decreto.

Las autoridades tendrán derecho a emitir solicitudes de recopilación de datos con fines de investigación y solicitar a los proveedores de servicios que eliminen contenido si se considera que viola las pautas del gobierno, agrega el decreto.

Las firmas extranjeras tendrán 12 meses para instalar oficinas locales de representación y almacenamiento de datos luego de recibir instrucciones del Ministro de Seguridad Pública, y deberán almacenar los datos en tierra por un período mínimo de 24 meses, según el decreto.

Dos empresas de tecnología contactadas por Reuters, Google y Meta, no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Vietnam está dirigido por el Partido Comunista, que mantiene una estricta censura de los medios y tolera poca disidencia. Ha endurecido las reglas de Internet en los últimos años, lo que culminó con una ley de seguridad cibernética que entró en vigencia en 2019 y las pautas nacionales sobre el comportamiento de las redes sociales introducidas en junio del año pasado.

Fuente: Reuters