Corría un 18 de junio de 2016 cuando Andrew «Boz» Bosworth, vicepresidente de Facebook e íntimo de Mark Zuckerberg, decidió emitir uncomunicado interno en el que analizaba los riesgos del crecimiento de la compañía sin tener en cuenta las consecuencias.

Ese escrito, rescatado por BuzzFeed News, señalaba que el centro de todo su negocio era «conectar personas» y que, por ello, «todo el trabajo que hacen desde Facebook está justificado». «La fea verdad es que creemos tanto en conectar a las personas que cualquier cosa que nos permita conectar más gente y más a menudo es buena de facto», afirma Bosworth, quien cita, precisamente, el uso de la importación de contactos o el «lenguaje sutil» que «ayuda a las personas a seguir siendo buscadas por sus amigos».

Sin embargo, afirma que esa parte «fea» (precisamente, la misiva se titula «The Ugly», algo así como «lo feo» en inglés) es que estas prácticas «tal vez cuesten que la vida de alguien se exponga a los matones» o que «quizá alguien muera en un ataque terrorista coordinado con sus herramientas», continúa. Unas palabras que ahora toman mayor relevancia tras el escándalo de Cambridge Analytica, por el que se utilizaron con fines políticos la información de 50 millones de usuarios de Facebook en todo el mundo.

«Boz» no estaba de acuerdo con lo publicado

Tras la publicación de este comunicado interno, el vicepresidente de Facebook ha afirmado a través de su cuenta de Twitter que no estaba de acuerdo con el escrito, ni en el momento de su escritura ni ahora, y que su única intención era «traer a la superficie temas que sentía que merecían más discusión con la compañía en general».

«Tener un debate sobre temas difíciles como estos es una parte crítica de nuestro proceso y para hacerlo eficazmente tenemos que ser capaces de considerar incluso las malas ideas, aunque solo sea para eliminarlas. Ver este puesto de forma aislada es duro porque hace que aparezca como una postura que yo mantengo o que la empresa mantiene, cuando ninguno de los dos es el caso», ha asegurado, afirmando que se toma «muy personalmente» su responsabilidad dentro de la compañía para que el impacto «sea positivo».

La contestación de Zuckerberg

Por su parte, Mark Zuckerberg contestaba a BuzzFeed News asegurando que «Boz es un líder talentoso que dice muchas cosas provocativas» y que no estaba de acuerdo con ese escrito: «Nunca hemos creído que el fin justifique los medios». «Reconocemos que conectar personas no es suficiente por sí mismo. También tenemos que trabajar para unir a las personas. Cambiamos nuestra misión y el enfoque de la compañía para reflejar esto el año pasado», continúa Zuckerberg, haciendo alusión a su propósito de «arreglar» Facebook antes de que saltase el escándalo de Cambridge Analytica.

Andrew «Boz» Bosworth, vicepresidente de Facebook