Apple Pay, la billetera digital de Apple está sofocando la competencia en el mercado de pagos, de acuerdo a una gran cantidad de quejas enviadas a la Comisionada de Competencia de la Unión Europea (UE), Margrethe Vestager.

“Tenemos muchas, muchas preocupaciones cuando se trata de Apple Pay por razones de competencia pura”, manifestó este jueves Vestager en una conferencia de prensa en la conferencia tecnológica de Web Summit en Lisboa, Portugal.

“La gente ve que se hace cada vez más difícil competir en el mercado de pagos fáciles”.

Apple Pay está disponible en todos los Estados miembros de la UE.

La firma de capital riesgo Loup Ventures, estima que el 88% de los usuarios se encuentran fuera de los EE.UU. a pesar de que está luchando para competir con WeChat y Samsung Pay, que actualmente tiene 383 millones de usuarios globales, más que plataformas de pago móviles como Google Pay y Amazon Pay.

A Vestager no le tiembla el pulso para investigar al fabricante del iPhone. En agosto de 2016, la funcionaria ordenó a Apple pagar 13 mil millones de euros en impuestos a Irlanda, diciendo que la compañía había recibido beneficios fiscales “ilegales” en el transcurso de dos décadas. Tanto el gobierno irlandés como Apple acataron la orden, y el CEO de la empresa con sede en California, Tim Cook calificó el hecho de “basura política total”.

Por otra parte, la Comisión Europea también está investigando una queja antimonopolio en Apple por parte del servicio de transmisión de música Spotify sobre los términos de la App Store. La comisionada indicó que la Unión Europea está en proceso de analizar la respuesta de la multinacional estadounidense a la queja de la empresa sueca.