WhatsApp Business, la versión empresarial de la firma de mensajería, cobrará a las compañías por el envío de contenido importante y no promocional, y cargará un coste a aquellas que no contesten a los mensajes de sus clientes en las primeras 24 horas desde que se llevó a cabo la conversación.

La empresa, perteneciente a Facebook y que seguirá siendo gratuita para el resto de los usuarios, cuenta con más de tres millones de clientes que utilizan su versión empresarial, como Uber o Singapur Airlines, desde que fuera sacada a finales de año.

WhatsApp anunció este jueves a través de su blog nuevas opciones para que los usuarios contacten con las compañías a través de su app: la opción de pedir información relevante sobre sus pedidos y la de iniciar una conversación a través de un anuncio de Facebook o una página web.

Aunque las personas podrán seguir utilizando gratuitamente la aplicación, las empresas serán cargadas con un precio fijo por cada mensaje (no promocional) que una de éstas envíe para informar sobre seguimiento y confirmación de envíos, recordatorios de citas o envío de entradas a eventos.

La compañía de mensajería también percibirá ingresos de las empresas cuando un cliente inicie una conversación con ellas para solicitar información o hacer comentarios y la empresa tarde en responder más de 24 horas.

WhatsApp cuenta con mil millones de cuentas activas al día y mil quinientas millones al mes, según datos oficiales.