La operadora estadounidense Verizon obtuvo unos beneficios netos de 15 mil 528 millones de dólares en 2018, un 48 % menos que en 2017, pero incrementó su base de abonados en plena implementación de la tecnología 5G, reseñó EFE.

El gigante de las telecomunicaciones tuvo un beneficio por acción de 3,76 dólares, una cifra muy por debajo de los 7,36 dólares registrados al término de 2017, cuando ganó 30 mil 101 millones de dólares.

La facturación de la compañía subió a US$130 mil 863 millones, lo que representa un alza del 3,8 % a nivel interanual.

Por otra parte, amplió su base de abonados en comparación a 2018 y ya roza prácticamente los US$118 millones, gracias al aumento de los contratos de largo plazo, mientras que los clientes de prepago se reducen.

Sobre los resultados del cuarto trimestre de Verizon, los más seguidos en Wall Street, las ganancias cayeron casi un 90 %, hasta 1.939 millones de dólares (47 centavos), destacó la nota.

Los beneficios trimestrales de ese mismo periodo en 2017 fueron ampliamente superiores (18 mil 669 millones de dólares) debido al impacto positivo de la reforma fiscal realizada en Estados Unidos.