La batalla a brazo partido que sostienen las empresas productoras de computadoras portátiles ante la vorágine generada por los smartphones y tabletas vieron un poco de luz al final del túnel, luego de que fuera registrada una pequeña alza en las ventas.
De acuerdo a un estudio realizado por la firma de investigación Gartner, las ventas de PCs en Estados Unidos aumentaron por primera vez en seis años, indicando a su vez que dicho incremento, en buena medida se debe al sector profesional.
Las ventas aumentaron 1,42% en el segundo trimestre con 62,1 millones de unidades, después de haber disminuido en los últimos años debido a la orientación del mercado hacia los teléfonos inteligentes y las tabletas.
Según Gartner, lo esencial del crecimiento proviene de las empresas que actualizan sus unidades de PC al sistema operativo de Windows 10.
“Las entregas de PC durante el segundo trimestre impulsaron el aumento de la demanda en el sector profesional pero se compensó por una baja en el mercado de consumo individual”, indicó Mikako Kitagawa, analista de Gartner.
El informa que actualmente, Lenovo y HP se reparten la mayor parte del mercado con ambas compañías empatadas en el primer lugar cada una con 21,9%, seguidos de Dell (16,8%) y Apple (7,1%).
Si bien el plano corporativo y empresarial el sector tuvo el ligero repunte, la tendencia sigue marcándose hacia los dispositivos inteligentes.
“En cuanto a los consumidores (…), siguen utilizando sus teléfonos inteligentes para sus contactos cotidianos como las redes sociales y las agendas, el banco y las compras, lo que reduce la necesidad de tener una computadora”, añadió Kitagawa.
Y las expectativas de cada al futuro inmediato tampoco son muy prometedoras ya que según la firma, el mercado empezará a declinar en los dos próximos años con la desaceleración de las ventas relacionados con el Windows 10.