Un día donde la cultura latina se unen en una sinergia de talentos. Así se sienten los Latin Grammy, un evento que reúne a millones de artistas de la mano de un fenómeno multicultural.

Esta celebración hace brillar tanto a artistas como músicos, compositores, productores y otros profesionales de las áreas creativas y esta vez, Venezuela tuvo su oportunidad de brillar.

Las trompetas, el cuatro y la música tropical se fueron a casa la noche del jueves triunfantes y victoriosos.

Linda Briceño, trompetista, se llevó a casa el galardón de “Productor del Año” por su trabajo en el sencillo 11 y también por el disco Segundo Piso, de MV Caldera.  

Briceño es la primera mujer en ganar este apartado, paso que representa un avance para el resto de las mujeres para ser tomadas en cuenta en este apartado.

Por su parte, el cuatrista Miguel Siso ganó como mejor álbum Instrumental con “Identidad”, un compendio de 11 temas en el que hace un recorrido por todo lo que transmite la música venezolana.

Su victoria marca un importante avance para el instrumento nacional y una gama de músicos que se han dedicado en hacer más modernos los géneros tradicionalistas.

El cantautor, Juan Carlos Luces, también obtuvo su estatuilla por mejor canción tropical por la composición del tema “Quiero Tiempo”, interpretado por Víctor Manuelle y Juan Luis Guerra, a quienes agradeció al recibir su premio calificandolos como maestros.

Venezuela durante una noche estuvo bajo reflectores, esta vez a causa del gran talento y cultura que abunda en ella.