Un tribunal del estado de Virginia, EEUU, autorizó a Microsoft a tomar los dominios que ciberdelincuentes utilizan para estafar a sus clientes.

Los antisociales accedían a las cuentas de Microsoft Office 365. Los ataques de ‘phishing’ se han vuelto frecuentes desde que comenzó la pandemia. Pues son un método fácil para atacar utilizando de señuelo información relacionada con la enfermedad.