La Unión Europea planea legislar en los próximos meses para exigir a las empresas de tecnología que hagan más para abordar el abuso sexual infantil, reforzando los acuerdos voluntarios actuales, dijo un alto funcionario en una entrevista con un periódico.

La comisaria de Asuntos Interiores de la UE, Ylva Johansson, dijo a Welt am Sonntag de Alemania que los proveedores de servicios de Internet y las empresas de redes sociales habían denunciado 22 millones de delitos relacionados con el abuso sexual infantil en 2020, frente a los 17 millones de 2019.

Pero ella dijo que eso era solo una fracción del número real.

«Propondré una legislación en los próximos meses que requerirá que las empresas detecten, informen y eliminen el abuso sexual infantil», dijo Johansson.

«Un informe voluntario ya no será suficiente».

Según las normas actuales de la UE, las redes sociales y los servicios de correo y mensajería como Facebook y Google tienen la opción de dar seguimiento o no a los delitos.

Johansson dijo que la lucha contra el abuso de menores debe coordinarse mejor y que se necesita un centro europeo especializado para mejorar la prevención, la aplicación de la ley y el apoyo a las víctimas.