Hellboy, Cronos, El Laberinto del Fauno y Crimson Peak, esto es sólo una parte de las inmaculadas fantasías para adultos que ha creado Guillermo del Toro durante más de 20 años.

Ahora el maestro mexicano regresará y esta vez jugará con la historia de un conocido personaje de fantasía infantil. Pinocho, el cuál se alejará de todo parámetro familiar y será una parábola política que nadie había imaginado.

Así lo confirmó Del Toro, en una entrevista con  The Hollywood Reporter en el Festival de Cine de Marrakech, donde además reveló que la película estará ambientada en la Italia de los años treinta, durante el ascenso de Mussolini.

Del Toro, señaló que no hay fábula sin política, recordando los clásicos infantiles con luchas de género y de clase, como “Cenicienta” y “Blanca Nieves”. Asimismo, afirmó que decir “Érase una vez…” es una forma sencilla de tener una discusión productiva con otros.

En la versión del director mexicano, Pinocho es un alma inocente con un padre despreocupado que se pierde en un mundo que no puede comprender, cosa que lo hace embarcarse en un viaje extraordinario que lo deja con una profunda comprensión de su padre y del mundo real.

Agregó que ninguna forma de arte ha significado tanto para él como la animación y que ningún personaje se ha conectado tanto con él como Pinocho.

La producción de este remake en stop-motion sobre el títere durante el ascenso del fascismo, es el resultado de una asociación continua entre el director de “El Laberinto del Fauno” y el gigante del streaming (Netflix). La misma llegará a nosotros en el transcurso del próximo año.

¿Y tú? ¿Qué esperas de esta producción?