Portales digitales informaron este lunes que Amazon ha prohibido el uso de la plataforma a más de 3.000 comerciantes y 600 marcas de origen chino por incumplir reiteradamente sus políticas sobre reseñas falsas y abusar especialmente de las reseñas a cambio de regalos. 

La compañía tecnológica inició en mayo una campaña con la que pretendía identificar y eliminar prácticas que infringían las políticas de su plataforma, como el pago por reseñas favorables, y que ya en julio llegó a afectar a decenas de miles de comerciantes chinos, según recoge South China Morning Post.

Recientemente la vicepresidenta de Ventas globales en Asia, Cindy Tai, ha indicado a través de un medio estatal que dicha campaña no se dirige específicamente contra China ni ningún otro país en concreto, y que los cierres ocurridos no han tenido un impacto negativo en el crecimiento de los comerciantes chinos en Amazon.

Con Portaltic