Este martes la NASA informó que las pruebas para regresar las muestras de rocas y sedimentos de Marte a la Tierra ya iniciaron.

La NASA detalló que actualmente se están realizando test en los distintos componentes de la campaña Mars Sample Return que planea aterrizar en 2028 y volver a nuestro planeta en 2030.

Este proyecto comenzó a desarrollarse una vez que el rover Perseverance aterrizó en la superficie del planeta rojo en febrero de este año con la intención de recolectar muestras de rocas marcianas para buscar vida microscópica antigua.

Para lograr con éxito la misión la NASA se encuentra utilizando múltiples centros de la agencia además de la colaboración de sus socios europeos.

Por ejemplo, la Agencia Espacial Europea (ESA) está desarrollando el rover que irá a buscar las muestras del Perseverance, que tendrá ruedas diseñadas por el Centro de Investigación Glenn de la NASA. Este rover transferirá las muestras al módulo de aterrizaje diseñado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro, que usará un brazo robótico (desarrollado por la ESA) para empaquetarlas en un cohete llamado Mars Ascent Vehicle, diseñado por el Centro Marshall de Vuelos Espaciales.