El cohete Falcon 9 en su segunda etapa, lanzado en febrero de 2015, colisionará con la luna en unas semanas aproximadamente.

La misión Falcon 9 de Spacex, tenía por objetivo enviar al espacio al satélite meteorológico Deep Space Climate Observatory, asi como también lograr que se recuperara la primera etapa y hacer que la era de los cohetes reutilizables pudiera comenzar.

Los expertos aseguran que esta segunda etapa del Falcon 9 perdió el rumbo, pues no tenía suficiente combustible para volver a la tierra, pero además era incapaz de escapar a la gravedad del sistema Tierra-Luna, y fue asi que se convirtió en un pedazo de basura espacial que deambula en el espacio desde hace 7 años y que pronto chocará con la luna.

Con Xataka