Lionel Messi y Argentina nuevamente se quedan con las manos vacías. Tras ser finalistas del Mundial pasado, en la presente cita universal de Rusia 2018 los sueños fueron truncados mucho más temprano, siendo su verdugo Francia que, iluminado en la estrella de Kylian Mbappé, superó con autoridad 4-3 a los suramericanos para convertirse en la primera selección clasificada a los cuartos de final. 

Mbappé, la perla gala perteneciente al PSG, mostró gran parte de su talento al anotar dos tantos y ser el varios pasajes del cotejo el factor desiquilibrante para un conjunto francés que se mostró superior en Kazán y ya escribió su nombre entre los ocho mejores del torneo, tal como lo hizo en Brasil 2014 cuando cayeron ante Alemania.

Antoine Griezmann, de penal a los 13 minutos, Benjamin Pavard marcaron los otros goles de Francia, que chocará en los cuartos con el ganador del Uruguay-Portugal de este sábado en Sochi.

Por su parte, Ángel Di María (41), Gabriel Mercado (48) y Sergio Agüero (90+3) anotaron los goles de una Albiceleste que apenas ganó un partido (a Nigeria 2-1) de los cuatro que disputó en el Mundial.

La apuesta de Didier Deschaps por neutralizar a Messi fue efectiva, ya que el cinco veces ganador del Balón de Oro apenas entró en la dinámica de juego. Le sobró voluntad, pero ‘Lio’ no puede hacerlo todo en una Argentina gris.

Tirado como falso ‘9’, la posición donde fue dueño del planeta fútbol en la era de Pep Guardiola en el Barça, Messi no encontró un socio que pudiera abastecerlo. No lo fue Cristian Pavón, que arrancó como inicialista por la derecha; tampoco Angel Di María, ni Ever Banega.

La luz que ilumina los pasos del ’10’ en Europa no apareció como rayo milagroso ante los franceses.

Los flashes terminaron sobre ese crack galo llamado Kylian Mbappé. Un muchachito de apenas 19 años que, con el ’10’ en su espalda y motor turbo, destrozó cuantas veces quiso a la defensa argentina.

DOMINIO GALO

El partido arrancó sin miramientos. Cuando aún no se había cumplido el minuto diez, Antoine Griezmann estrelló el balón en el larguero tras botar una falta cometida sobre Mbappé. Poco después, la defensa argentina volvió a derribar a Mbappé, pero esta vez por una falta de Marcos Rojo dentro del área que dos minutos después se encargó Griezmann de convertir con seguridad ante un engañado portero Armani.

Cuando los “blues” arropaban, Argentina pudo sacarse el golpe poco antes del descanso, cuando Ángel Di María anotó el empate con un gran gol desde fuera del área.

La “Albiceleste” consumó la remontada poco después de volver de la caseta. Lionel Messi controló un balón suelto al saque de una falta, se revolvió, disparó y Gabriel Mercado desvió la pelota para adelantar a los suyos.

Pero Francia no tardó en recomponerse y encontró rápidamente la respuesta. Un misil de Benjamin Pavard restableció el empate en el marcador, mientras que Mbappé firmó su doblete particular en apenas cuatro minutos. El ariete marcó el 3-2 a los 64 a pura gambeta en el área con un remate bajo que Armani no pudo contener, y luego el 4-2 a los 68 con otra corrida culminando una hermosa jugada colectiva a cinco pases y que nació en Lloris.

De poco sirvió el gol de Agüero a los 90+3. Francia, vestida de frac, avisó que está para candidata a ganar el Mundial y se lo hizo sentir a Argentina.

El fin del cuento argentino dejó repercusiones inmediatas, pues el “Jefecito” Javier Mascherano, anunció su retiro de la selección tras 19 años, un camino que al parecer seguirán Lucas Bigglia y otros jugadores, entre los que podría estar el mismísimo Messi.