Kill Bill 3 se aleja cada día más, y los fanáticos de la ultra violencia de Tarantino lo lamentan