Muchos usuarios de teléfonos inteligentes relacionan la rapidez de un equipo con la memoria RAM, el procesador y el SoC (Centro de operaciones de seguridad), pero ciertamente hay un punto clave para que un terminal vuele: el almacenamiento y el UFS.

UFS son las siglas de Universal Flash Storage, lo que traducido al español es almacenamiento flash universal. Es el estándar de memorias de almacenamiento que utilizan los smartphones y tendrá una nueva generación con la llegada del UFS 4.0.

Como explica el sitio web de Computer Hoy en un reporte, el objetivo del UFS es permitir velocidades de lectura ultrarrápidas en teléfonos y cámaras digitales principalmente.

Básicamente, es el equivalente de los discos SSD de las computadoras, pero en un tamaño extremadamente reducido para que pueda ser instalado en cualquier celular y que consuma poca energía.

Ahora, el futuro del almacenamiento se acerca al presente con el UFS 4.0, que detallaremos a continuación.

 

UFS 4.0, increíblemente veloz

El informe cita a la Asociación de Tecnología de Estado Sólido (JEDEC, por sus siglas en inglés), al frente del desarrollo de normas para la industria microelectrónica en el mundo, que reveló esta semana la publicación de JESD220F: Universal Flash Storage 4.0.

El UFS 4.0 fue desarrollado para aplicaciones móviles y sistemas informáticos que requieren un alto rendimiento con bajo consumo de energía. Presenta mejoras en el ancho de banda y en la protección de datos con respecto a la versión anterior.

Además, se beneficia con la especificación M-PHY versión 5.0 y la especificación UniPro versión 2.0, que duplican el ancho de banda de la interfaz UFS y permiten hasta 4,2 GB/s (GB por segundos) para el tráfico de lectura y escritura, una locura en cuanto a velocidad.

Esta nueva generación de UFS estaría lista a finales de este año o a comienzos del 2023 y será utilizada en los teléfonos de alta gama que están en camino.

 

 

Fuente: FayerWayer