La Unión Europea (UE) se esforzará por desplegar al menos 1,5 millones de termostatos ‘inteligentes’ de ahorro de energía este año en su intento de alejarse de la energía rusa, anunciaron Bruselas y Washington en un comunicado conjunto este lunes.

Un termostato inteligente suele ser un dispositivo conectado a Wi-Fi que ajusta la temperatura de calefacción y refrigeración en una casa y puede ayudar a reducir las facturas de energía.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, reunidos en una cumbre del G7 en Alemania, informaron sobre el trabajo de un grupo de trabajo de EE.UU. y la UE establecido en marzo, cuando Washington se comprometió a ayudar a Bruselas a obtener 15 mil millones de metros cúbicos adicionales de gas natural licuado (GNL) este año.

En su declaración conjunta, los aliados dijeron que las exportaciones de GNL a Europa habían aumentado un 75 % desde marzo y que las exportaciones de GNL de EE.UU. a Europa casi se habían triplicado.

Indicaron que Estados Unidos estaba apoyando la reducción de la demanda y acelerando las tecnologías limpias y que el grupo de trabajo tenía como objetivo promover el despliegue de bombas de calor, termostatos inteligentes y formas de reducir la demanda de energía.

Buscarían específicamente alentar a los miembros de la UE y a las empresas europeas y estadounidenses a alcanzar el objetivo inicial de implementar al menos 1,5 millones de termostatos inteligentes en los hogares europeos para fines de 2022, según el comunicado.

Fuente: Reuters