Rosabel Meleán

Este jueves la Unión Europea informó que prepara una ley reguladora para los usos permitidos de los mecanismos de Inteligencia Artificial (IA), y en él establece prohibiciones para usos como los sistemas de vigilancia masiva.

Según lo reporta Portaltic, la nueva regulación contempla que los Estados miembros de la UE deberán constituir un consejo asesor común, integrado por expertos y dedicado a validar los sistemas de IA considerados de alto riesgo.

Este proyecto regulador también establece que las compañías que comercialicen sistemas de IA prohibidos en la UE, aunque tengan su base en otras partes del mundo, podrán enfrentarse a multas que podrían llegar hasta el 4% de sus ingresos globales, como ya sucede con los infractores del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

La UE establece en el proyecto de ley, varios tipos de IA que pasan a estar sujetos a una mayor regulación, como es el caso de los sistemas considerados de “alto riesgo”, entre los que se enmarcan todos ellos que puedan suponer un riesgo para la seguridad física, como los sistemas de conducción automática, o los que pueden afectar a la vida de las personas, como la IA para contratar empleados, tomar decisiones judiciales o conceder créditos financieros.

En estos casos, los sistemas tendrán que ser revisados y aprobados por los consejos asesores de expertos en IA antes de entrar en funcionamiento, asegurando que dispongan de supervisión humana y que los sistemas no se hayan entrenado con datos sesgados.