El organismo de control de valores de la Unión Europea comenzó los preparativos para un mayor escrutinio de las criptotransacciones después de que el bloque acordara reglas innovadoras para regular lo que llamó un sector del «Salvaje Oeste», mostró un documento de licitación pública.

Si bien las empresas de criptoactivos tendrán licencia de los reguladores nacionales en el bloque de 27 países, la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA) monitoreará a los jugadores más grandes.

ESMA envió una solicitud de contratación pública el martes a los proveedores de datos comerciales sobre transacciones criptográficas, incluidas las operaciones al contado y los derivados.

Excluye transacciones de blockchain o la tecnología de contabilidad distribuida que sustenta las criptomonedas como bitcoin.

«La cobertura debe abarcar todos los principales intercambios y criptoactivos para que brinde una representación justa del panorama del mercado criptográfico», dijo ESMA en su aviso.

Los reguladores utilizan los datos de las transacciones para detectar abusos en los mercados, averiguar quién está en cada lado de una transacción y buscar acumulaciones de posiciones riesgosas que podrían socavar el orden de los mercados.

«Los datos deben estar disponibles con frecuencia diaria e incluir acceso a libros de pedidos donde ver los diferenciales y la liquidez en los intercambios y pares comerciales (en moneda fiduciaria y criptográfica)», dijo.

El contrato tiene un valor máximo de 100.000 euros.

Con Reuters