La Unión Europea (UE) aprobó este jueves la compra de la aplicación británica para descubrir canciones Shazam por parte de la compañía estadounidense Apple, basándose en una investigación antimonopolio que mostró que no afectará a la competencia.

La adquisición, anunciada el pasado diciembre, ayudará al gigante norteamericano a competir mejor con Spotify, líder entre los servicios de transmisión en línea de música.

“Después de analizar exhaustivamente los datos de usuarios y de música de Shazam, determinamos que su adquisición por parte de Apple no reducirá la competencia en el mercado de música digital por streaming”, dijo en un comunicado la comisaria de la Competencia de la Unión Europea, Margrethe Vestager.

“Los datos son claves en la economía digital. Por lo tanto, tenemos que revisar cuidadosamente las transacciones que llevan a la adquisición de importantes conjuntos de datos, incluyendo algunos que podrían ser delicados comercialmente”, agregó.

Shazam identifica las canciones cuando un teléfono móvil es apuntado hacia una fuente de sonido.

El pasado 22 de agosto, Reuters informó que el fabricante del iPhone conseguiría la aprobación incondicional del organismo antimonopolio de la UE para la prevista compra de Shazam, una app que identifica las canciones cuando un teléfono móvil es apuntado hacia una fuente de sonido.