La empresa de servicios de alojamiento a corto plazo Airbnb está obligada a proporcionar información en los contratos de alquiler a las autoridades fiscales, dijo este jueves un asesor del máximo tribunal europeo, en otro posible revés legal en Europa para la empresa.

En los últimos años, Airbnb se ha encontrado en desacuerdo con las autoridades de varios países de la Unión Europea (UE), argumentando que los impuestos y otros requisitos contravienen el principio de la UE de la libertad de prestación de servicios en el bloque de 27 países.

El último caso involucra una ley italiana de 2017 que requiere que Airbnb y otros sitios de alquiler a corto plazo envíen información de sus contratos de alquiler y retengan el 21 % de los ingresos por alquiler y lo paguen a las autoridades fiscales.

La empresa impugnó la ley en un tribunal italiano que posteriormente buscó la orientación del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) con sede en Luxemburgo.

El Abogado General del TJE, Maciej Szpunar, respaldó la ley italiana. Su opinión no es vinculante, pero el TJUE suele seguir cuatro de cinco recomendaciones de este tipo.

«El artículo 56 TFUE (Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea) en relación con la libre prestación de servicios no excluye la obligación de recopilar y transmitir información o retener impuestos», dijo Szpunar.

“Es perfectamente coherente imponer la obligación de retención a cuenta a los intermediarios que intervienen en el pago de la renta, dado que la actividad de un gran número de personas físicas que no están sujetas a las obligaciones que incumben a los profesionales es, por su naturaleza, difícil de auditoría para efectos fiscales”, agregó.

Estuvo de acuerdo con el argumento de Airbnb en un aspecto.

“Sin embargo, la obligación de nombrar un representante fiscal constituye una restricción desproporcionada a la libre prestación de servicios”, dijo Szpunar.

Airbnb dijo: «Airbnb quiere ser un buen socio en materia fiscal y apoyamos un enfoque consistente y estandarizado para el intercambio de información, por lo que acogemos con beneplácito el acuerdo de los Estados miembros de la UE sobre un marco común de declaración de impuestos para plataformas digitales, conocido como DAC 7. .»

El TJUE se pronunciará sobre el caso en los próximos meses. En abril, el tribunal rechazó una impugnación similar de Airbnb a la legislación regional belga que le exigía proporcionar información a las autoridades fiscales sobre transacciones turísticas.

El caso es C-83/21 Airbnb Ireland y Airbnb Payments UK.

Fuente: Reuters