Un grupo de conductores de Uber Technologies Inc y Lyft Inc acusaron a las compañías de controlar injustamente cuánto se cobra a los pasajeros por los viajes en una demanda antimonopolio en un tribunal estatal de California.

La demanda que busca el estatus de demanda colectiva en el Tribunal Superior de San Francisco alega violaciones de la ley antimonopolio de California y la ley estatal que prohíbe las prácticas comerciales desleales.

Los conductores afirmaron que si pudieran ofrecer precios más bajos a los consumidores, les proporcionarían a los conductores «la compensación más competitiva».

“Al evitar que los conductores lo hagan, Uber y Lyft dañan la competencia tanto en el mercado laboral como en el mercado de consumo”, alega la denuncia. «Los clientes pagan más y los conductores ganan menos».

Un portavoz de Uber dijo en un comunicado que «la denuncia malinterpreta tanto los hechos como la ley aplicable y tenemos la intención de defendernos en consecuencia».

Uber y Lyft etiquetan a sus conductores como contratistas independientes y no como empleados, la pieza central de muchos desafíos legales en los últimos años en los tribunales estatales y federales de todo el país.

Los conductores demandantes en la nueva demanda sostienen que Uber y Lyft «privan a esos conductores de independencia económica» al fijar los precios que deben cobrar los conductores.

Los conductores están representados por Towards Justice, con sede en Denver, y la firma de demandantes de Edelson.

“Durante una década, Uber y Lyft han estado tratando de tener las dos cosas”, dijo Rachel Dempsey de Towards Justice a Reuters. “Están tratando de evitar las responsabilidades de un empleador, al mismo tiempo que mantienen un nivel de control sobre la transacción que es inconsistente con la idea de que estos conductores son contratistas independientes».

Los conductores nombrados como demandantes en la demanda optaron previamente por no participar en los acuerdos de arbitraje con Uber y Lyft, lo que les permitió impugnar asuntos relacionados con el empleo en los tribunales.

Fuente: Reuters