Uber lanzó una aplicación dirigida a los funcionarios de la salud, capaz de rastrear a los usuarios infectados o en posible riesgo de contagio de coronavirus.

Los funcionarios tendrán a través de la aplicación fácil y rápido acceso a los datos de posibles pacientes de riesgo y sus círculos más cercanos, para contactarlos y exhortarlos a cumplir la cuarentena.

El rastreo de los datos de transporte puede ser determinante al momento de detectar los posibles focos de propagación del virus, ya que de esta manera es más fácil identificar grandes grupos de personas fuera de los círculos sociales directos de los individuos infectados.