Twitter nuevamente está en problemas esta vez por, presuntamente, usar datos personales de los usuarios para hacer llegar la publicidad. La Comisión Federal de Comercio de EEUU puede multar a la compañía con hasta 250 millones de dólares.

Recientemente, la red social estuvo en el ojo del huracán tras ser hackeada de forma masiva. Las cuentas afectadas fueron las de personalidades del mundo económico y político.