Twitter consiguió beneficios un trimestre más y de esta manera obtuvo 161 millones de dólares en el primer semestre de 2018, en comparación a las pérdidas de 178 millones que tuvo en el mismo periodo del 2017.

Entre enero y junio, el ingreso por acción de la red social fue de 21 centavos, frente a la pérdida de 25 centavos que registró en la primera mitad del año pasado (-178 millones de dólares).

Las ganancias de la empresa californiana fueron de mil 375 millones de dólares en el primer semestre, mejores a los mil 122 millones que facturó en el mismo periodo del ejercicio previo.

Los resultados trimestrales, que más seguía este viernes Wall Street, ofrecieron nuevamente dividendos para Twitter en el que es su tercer trimestre consecutivo con beneficios desde que inició su cotización en el mercado bursátil, en 2013.

Entre marzo y junio la firma obtuvo 100 millones de dólares (13 centavos por acción), mientras que en el segundo trimestre de 2017 dejó de percibir 116 millones (16 centavos por acción).

Los ingresos de la plataforma en este trimestre alcanzaron los 711 millones de dólares, un 24 % más a nivel interanual (573 millones), impulsados por la publicidad, que supuso 601 millones, según indicó en una carta a los accionistas.

Jack Dorsey, el principal ejecutivo, manifestó en el documento que este segundo trimestre evidencia el esfuerzo para que el usuario se pueda expresar libremente o seguir noticias de última hora, y con la implementación de herramientas para corregir problemas que “distorsionan y distraen de la conversación pública”.

Dorsey recalcó que ese trabajo la contribuido a un crecimiento de los usuarios diarios activos del 11 % interanual, aunque no detalló la cifra. No obstante, los analistas esperaban unas cifras superiores en usuarios mensuales, que sí desgranó la firma.

Twitter informó de que los usuarios activos mensuales en el segundo trimestre fueron 335 millones, uno millón menos que en el trimestre previo, que se sustrae del área de Estados Unidos.

Los resultados, difundidos antes del inicio de la sesión en Wall Street, no eran bien recibidos por los mercados y el valor de la compañía caía más de un 15 % media hora después del comienzo de las operaciones.