YouTube, Facebook y Twitter han estado tomando importantes medidas durante las últimas horas, para frenar la distribución de noticias falsas en torno a los comicios electorales de EE.UU.

 

Con unos resultados muy reñidos en estados claves para conseguir la victoria presidencial, las principales redes sociales del mundo han determinado restringir cualquier publicación que anuncie victorias anticipadas en la ruda contienda electoral estadounidense.